Nuestras hijas no son personajes de REBECA

 

No se si habéis visto alguna vez el clásico Rebeca, esa película en blanco y negro con un ama de llaves espeluznante….. Pues eso es a lo que a mi me recuerda esta imagen. A primera vista es una cara nada amigable, con unos colores lúgubres y un mensaje del todo combativo y muy poco afectuoso.

IMG_0861

Este no es el primer intento que me encuentro por la red, de querer convencer a los padres, para que eduquemos a nuestras hijas y las convirtamos en una versión edulcorada de GIJOE donde se aconseja que las instruyamos en la lucha, y donde se repite una y otra vez que no son princesas y que huyan del rosa como si diera la salmonela solo con mirarlo.

Curiosa visión la de aquellos que ven la vida como una “guerra”, la de los que su mundo es una mezcla entre grises y negros de aspecto desafiante y de enfado.

Yo no quiero a personas así cerca, no quiero que sigan inundando el mundo con visiones nefastas, con oscuridad, con gesto de enfado y antipatía y donde usan palabras como guerra… Donde parece que sea algo horrible que las niñas jueguen con unicornios, y se disfracen de hadas…

Y hablando de hadas, para quién haya hecho este escrito, solo una aclaración informativa, se ve que nunca ha leído cuentos infantiles, pues las princesas no llevan varitas mágicas, sino que son las hadas.

Nos dicen que la vida es un periodo de lucha constante, donde el adversario esta ahí fuera y donde es mejor que desde pequeñas ya jueguen a TORTUGAS NINJA… Yo sé que no todo será un camino de rosas, ni para nuestras hijas ni para ningún niño, pero espero que traten de mejorar el mundo que les ha tocado vivir, con una actitud y un rostro mas amistoso.

reflexión eljardindemayla

Mi hija, es y va a ser siempre una PRINCESA, la educaré con la sonrisa y el abrazo como base de su vida, donde el rosa, es un color que siempre estará presente con el resto de colores  y que no es ni más ni menos mujer por llevarlo o no.

Yo siempre creeré en un mundo detrás del arco iris, que las estrellas fugaces nos ayudan a cumplir nuestros sueños  y que seres mágicos habitan el bosque. Creo en definitiva en que todo es posible con amabilidad, sencillez y una mirada afectuosa por bandera.

Nuestras hijas serán lo que quieran ser y afrontarán su vida como puedan, pero dejemos ya de enviar mensajes como este que yo personalmente voy a reemplazar por este otro que aporta, creo yo, mucha más luz y armonía al mundo.

Porque se consigue mucho más con la alegría de los colores pastel, que con la antipática sobriedad victoriana del negro…

niña con caballo

¿Con qué mensaje os quedáis vosotras?

*Fuentes fotos Pinterest

Si te ha gustado compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+